next up previous
Siguiente: El Very Large Telescope Arriba: boletin Anterior: Sobre las listas de

Astronomía en Centroamérica

Desde hace algunos años la astrónoma María Cristina Pineda de Carías está liderando un enorme esfuerzo encaminado a establecer los estudios y la investigación en Astronomía en Centroamérica. Esta profesora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) decidió, durante su visita a la Universidad Complutense en 1992 en una estancia de año sabático, implantar la Astronomía en los estudios de la UNAH. Sus planes comprendían toda Centroamérica y por eso se convocaron y realizaron las Asambleas de Astrónomos de América Central (AAAC) y los Cursos Centroamericanos de Astronomía y Astrofísica (CURCAA) auspiciados por la IAU y la UNESCO.

Estos CURCAA se han ido realizando de manera itinerante por Centroamérica y han tenido un gran éxito de asistencia. A ellos acuden astrónomos de todo el mundo para dictar sus clases y compartir sus experiencias con estudiantes y licenciados ávidos de trabajar en este campo. Los profesores centroamericanos interesados en Astronomía y aislados en sus universidades respectivas comprendieron que la única forma de conseguir avanzar era unirse en sus intereses. Por eso en las AAAC se decidió crear la carrera de Astronomía y Astrofísica en el grado de Maestría (MAA), dirigida a licenciados en Física, Matemáticas, Ingeniería o afines, procedentes prioritariamente de los países Centroamericanos (Honduras, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Costa Rica y Panamá). Con una duración de dos años académicos de seis periodos de 14 semanas cada uno, tiene su sede en el Observatorio Astronómico Centroamericano de Suyapa (OACS) de la UNAH. La Maestría está financiada por la Organización de Estados Americanos (OEA) que beca a los estudiantes y dota las plazas de profesores visitantes.

Figura: Vista del Observatorio Centroamericano de Suyapa desde la Universidad Nacional Autónoma de Honduras. El edificio de la izquierda alberga las oficinas, sala de conferencias, biblioteca y sala de ordenadores
\begin{figure}\begin{center}
\leavevmode
\epsfxsize =\hsize
\epsfbox {Zamorano/JZ.ps} \end{center}\end{figure}

La organización de las clases, en la que colaboraron algunos profesores españoles, es diferente a los cursos que se imparten en nuestras universidades. Para facilitar la asistencia de investigadores de todo el mundo, cada asignatura se desarrolla durante tres o cuatro semanas de curso intensivo por parte del profesor visitante. Aparte de recibir las clases magistrales, los alumnos realizan trabajos prácticos de computación, campañas de observación astronómica, reciben seminarios y conferencias especializadas y por último desarrollan proyectos de investigación en un área de su interés. También se están poniendo en marcha unos cursos de Astronomía por Internet.

Las campañas de observación astronómica se han ido realizando con la ayuda de la IAU. Su financiación ha permitido ir adquiriendo una instrumentación básica. Actualmente el Observatorio Astronómico Centroamericano de Suyapa dispone de un telescopio Meade de 42 cm, un fotómetro fotoeléctrico SSP5 automatizado y una cámara CCD ST-5. El equipo es modesto, pero con él se pretende realizar investigación en estrellas variables y asteroides.

Las noticias que nos llegan de Centroamérica suelen estar relacionadas con catástrofes como la producida por el huracán Mitch en octubre de 1998. Por eso no debe extrañarnos que los fondos para investigación se reconduzcan a campos relacionados con la prevención de desastres naturales y las formas de evitar, o al menos paliar, los daños. Por eso, el proyecto de construir un observatorio que albergue un telescopio de la clase de 2 m está de momento aparcado. Sin embargo las condiciones de Centroamérica y en particular de algunos lugares de Honduras son ventajosas. Teniendo en cuenta que no existe ningun observatorio profesional entre México y Venezuela, la localización de un telescopio en esta zona geográfica sería muy aconsejable. Además existen lugares como la Montaña de Celaque, a $2\,849$ m de altura, que son potencialmente muy adecuados.

Tal vez, después de tanto tiempo en el que visitábamos instituciones extranjeras para aprender, sea el momento de salir fuera para enseñar. Las personas interesadas en colaborar serán muy bienvenidas. Pueden ponerse en contacto con Jaime Zamorano o directamente con María Cristina Pineda de Carías [*]. Tendrán la oportunidad de observar el cielo desde 14$^\circ$ de latitud y de visitar un país precioso lleno de ruinas mayas, playas exóticas y gente maravillosa. Y además, y ésto es lo importante, contribuir al desarrollo de la Astronomía en Centroamérica.

  Jaime Zamorano Calvo jaz@astrax.fis.ucm.es


next up previous
Siguiente: El Very Large Telescope Arriba: boletin Anterior: Sobre las listas de
Xavier Luri
2000-05-19